miércoles, 25 de marzo de 2015

El dolor

Ya pasó el momento en el que el dolor físico se hizo tan profundo como para desear la muerte. Y comienzas a jugar con él.

viernes, 20 de marzo de 2015

Cayendo en picado


domingo, 8 de marzo de 2015

La senda del olvido

Cuando eres apartado de la Fragua de Vulcano y ves prácticamente imposible terminar la Gran Obra y conseguir la Piedra Filosofal, te hundes en la oscuridad, donde no consigues la paz, ni la esperanza. Te engulle una vorágine de acontecimientos kármicos que te arrastran al fin. Puedo dejarme llevar o descubrir dentro del caos, una nueva fórmula mientras tenga suficiente materia.

Y, me encuentro conmigo mismo. Me miro al espejo y veo la imagen de la decrepitud, veo a un ser que no reconozco ya. Alguien a quien se le terminaron las oportunidades, a quien ya tiene desde hace tiempo cerradas las puertas del jardin de las Hespérides. Un ser que ha de conformarse, a partir de ahora, con su propia y única compañia. Seguir por la senda de la indiferencia y el olvido hasta que entregue mi cuerpo a la tierra.

Mientras tanto, la angustia se aferra a mi garganta y me va asfixiando lenta e irremediablemente. Poco a poco voy perdiendo las fuerzas y las ganas de sobrevivir una vez más. Por lo menos, puedo decir que lo intenté en varias ocasiones. Me quise creer que el esfuerzo no era en vano y con eso fuí hacia adelante hasta llegar a este punto de inflexión y conclusión. Se agotó la última gota de esperanza y como todo lo que comienza, termina.