viernes, 30 de enero de 2015

Tu

Aunque nunca pude sentir la seda de tu piel anhelada por mis dedos, el nítido brillo de tus ojos, el fuego de tus labios, la cálidez de tu vientre, el embravecido mar de tu sexo, el dulce aroma a especias de tu pelo, la suave música de tu voz cuando susurras, acompañarás cada día mis sueños hasta aquel del que ya no pueda despertar.

Te quiero.










viernes, 23 de enero de 2015

Con el corazón

"Contempla cada camino de cerca, entonces hazte esta pregunta crucial: ¿me lleva el corazón por esta ruta? Si lo hace, entonces el camino es bueno. Si no es así, es inútil."

Carlos Castaneda

Ahora ya no es tan importante lo material, sino lo justo para transitar por la vida. Ni es tan preocupante la soledad o la compañía si sabes apreciar ese regalo en el camino.

Buenas y frescas noches.

jueves, 22 de enero de 2015

Adicto a tu sonrisa

Reconozco que soy un adicto a las sonrisas. Una de mis dos únicas adicciones.

Me encanta ver sonreir. La sonrisa significa en todos los idiomas: Felicidad.

Me gustan las sonrisas porque me recuerda que yo también puedo ser feliz. De hecho, cuando veo sonreír me siento bien.

Es innegable el poder que tiene la sonrisa y reconozco que esta adicción me tiene subyugado.

Gracias por tus sonrisas. Te quiero.

domingo, 18 de enero de 2015

Entre tus sábanas

Esta noche, como cada noche, regresamos a nuestra cama. Buscando la horizontalidad que nos permita entregarnos a los brazos de Morfeo.  Pero esta noche duermo contigo.

Seguro que volverás a abandonarte cobijándote entre tus sábanas, como yo. Y en el silencio de tu habitación tu mente describirá piruetas recordando tus vivencias, alegrías y preocupaciones... pero yo, esta noche pensaré en ti.

Incluso a veces sientes una profunda tristeza porque no encuentras respuesta o las cosas no te salen como esperabas, incluso tus lágrimas llegan a deslizarse hacia tu almohada... como yo, aunque esta noche... voy a arroparte y darte ese beso de buenas noches.

Que tus deseos y sueños se cumplan; asi como, las penas desaparezcan en la profunda oscuridad de la noche.

Buenas noches, cielo. Te quiero.

lunes, 12 de enero de 2015

Shock

Hay momentos en los que bajas la guardia, en los que te sientes con frío, hasta vulnerable. En los que te sentaría bien una sonrisa, un buenos días, una taza de café ardiente... por lo menos hasta recobrar el calor. En los que cualquier amenaza, insulto o frase inquisitorial asesta un duro y gélido golpe dentro de tu alma; e indefectiblemente te hace descender a los infiernos donde el dolor se hace más amargo y se te nubla la visión de la vida.

Así permanezco en ese estado de shock hasta que recupere el aliento y la vida de nuevo. Sé que volveré a levantarme, otras veces lo hice. Esperaré a que amanezca de nuevo y daré gracias al sol.

viernes, 9 de enero de 2015

¿ Sabes que...

aunque mis sueños sean similares a los tuyos, incluso idénticos, existe un gran porcentaje de posibilidades de que jamás lleguemos a conocernos en persona?

Creo que incluso hay más posibilidades de encontrarnos si nunca nos hubieramos comunicado por aquí. Resulta paradójico, pero si piensas sobre ese pequeño porcentaje de tu vida que dedicas a leer algo o a alguien concreto por aquí, como por ejemplo ahora que estás leyéndome. Y lo comparas con el resto de actividades diarias, lugares que visitas, personas con las que te cruzas, etc... puedes darte cuenta de lo extraño que resulta que en ciertos instantes llegues a relacionarte con ciertos pensamientos y sentimientos con alguien tan desconocido.

A veces, el hecho de que entreguemos por aquí la expresión de algo tan íntimo como nuestra alma puede llegar a producir un gran estremecimiento. Cierto miedo y cierta excitación por la situación comprometida. Las barreras, los complejos, las ropas, las ataduras desaparecen detrás del anonimato físico, no espiritual . Y te das cuenta de que estamos piel con piel. Y podemos llegar a sentirnos, a notar nuestro aliento y aunque nunca lleguemos a conocernos, ni ver nuestro aspecto. .. tu estás bien y yo también.

Te quiero, gracias por estar aqui.

martes, 6 de enero de 2015

Misión en la vida

He aquí una prueba para saber si tu misión en la Tierra ha concluido. Si estás vivo, es que no.

Richard Bach

viernes, 2 de enero de 2015

Si cambias algo... algo puede cambiar.

Si nos sentimos mal, no nos salen las cosas como queremos, las desgracias y el dolor se suceden en nuestras vidas, nos angustiamos y no encontramos la salida a tanta desesperación. Arremetemos culpando al mundo, a los demás de nuestras desgracias y mala suerte. Ni nos hemos parado a pensar que realmente no sirven los paradigmas o creencias limitantes, que a lo largo de nuestra vida fuimos atesorando como pautas de razonamiento. Ideas que tenemos sobre el mundo, el futuro, lo bueno, lo malo, como debemos ser o no, y crean suposiciones y prejuicios que determinan nuestra forma de sentir y de pensar, condicionando la actitud y los procesos de toma de decisiones. Esas que, podemos comprobar, no nos conducen a la felicidad. Y aunque, según dijo Einstein, sea más fácil desintegrar un átomo que un prejuicio, la felicidad merece la pena. Un abrazo.