jueves, 14 de octubre de 2010

La poderosa experiencia del amor

"Los recuerdos del amor nunca pasan. Permanecen, guían e influyen mucho después de que la fuente de estímulo se haya desvanecido. No hay nada de nuevo en esto. Toda aquella persona que se haya sentido conmovida por un amor genuino sabe que éste deja huellas perdurables en el corazón humano. El efecto del amor perdura porque la naturaleza del amor es espiritual. El hombre que no pueda ser estimulado para alcanzar grandes alturas de logros por medio del amor no tiene esperanza alguna, está como muerto, aunque pueda parecer vivo.

Recuerde algunas cosas del ayer, y sumerja su mente en los hermosos recuerdos de un amor pasado. Eso suavizará la influencia de las actuales preocupaciones y molestias, las realidades de la vida, y -¿quién sabe?-, durante esta retirada temporal, su mente le llevará al mundo de la fantasía, las ideas o los planes capaces de cambiar todo el estatus financiero, o el espiritual, de su vida.

Si usted cree que es desgraciado porque ha amado y perdido, olvide esa idea. Todo aquel que ha amado de veras nunca pierde por completo. El amor es caprichoso y temperamental. Llega cuando quiere, y se va sin la menor advertencia. Acéptelo y disfrute de él mientras permanezca; pero no malgaste su tiempo preocupándose por su desaparición, porque así nunca conseguirá que regrese.

Rechace también la idea de que el amor se presenta sólo una vez en la vida. El amor puede aparecer y desaparecer en innumerables ocasiones, pero no hay dos experiencias amorosas que afecten a una persona del mismo modo. Puede producirse, y de hecho ocurre, una experiencia amorosa que deje en el corazón una huella más profunda que las otras, pero todas las experiencias amorosas son beneficiosas, excepto para la persona que se siente resentida y cínica cuando el amor desaparece.

En el amor no debería existir desilusión alguna, y no la hay si la gente comprende la diferencia entre las emociones del amor y las del sexo. La gran diferencia radica en que el amor es espiritual, mientras que el sexo es biológico. Ninguna experiencia que afecte al corazón humano con una fuerza espiritual puede ser nociva, excepto como consecuencia de la ignorancia o de los celos.

No cabe la menor duda de que el amor es la experiencia más grande de la vida. Le permite a uno entrar en comunión con la Inteligencia Infinita. Cuando se mezcla con las emociones del romanticismo y del sexo, puede conducirle a uno muy alto por la escalera del esfuerzo creativo. Las emociones del amor, el sexo y el romanticismo son los lados del eterno triángulo del genio con capacidad para lograr y construir.

El amor es una emoción con numerosos colores, sombras y caras. Pero la más intensa y ardiente de todas las clases de amor es la que se experimenta cuando se mezclan las emociones del amor y del sexo. Los matrimonios que no se ven bendecidos con la afinidad eterna del amor, apropiadamente equilibrada y proporcionada con el sexo, no pueden ser felices, y raras veces perduran. El amor, por sí solo, no proporcionará felicidad en el matrimonio, como tampoco el sexo, por sí solo, lo hará. Cuando estas dos hermosas emociones se mezclan, el matrimonio puede producir un estado mental cercano al espiritual que se llega a conocer en este plano terrenal. Cuando a las emociones del amor y el sexo se les añade la del romanticismo, se eliminan los obstáculos que se interponen entre la mente finita del hombre y la Inteligencia Infinita. ¡Entonces, un genio ha nacido!"

Napoleon Hill, 1937

4 comentarios:

  1. Nunca me ha gustado catalogar los sentimientos. El amor....son tan pocos los momentos que alcanzamos para sentirnos tan diferentes, tan fuertes, tan inalcanzables...Son tan breves...
    No es desengaño, es realidad.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  2. Afortunadamente, son inolvidables.

    Mil besos.

    ResponderEliminar
  3. Un gran tripartito el desarrollado por el Sr.Napoleón (curioso nombre le pusieron sus padres ¡Eh!).
    Totalmente de acuerdo con el caballero , pero hay que recordar que el ser humano esta compuesto de "blancos y negros".
    Yo a estas alturas de mi vida estoy aprendiemdo a reconcer, aceptar, asimilar y a no negar lo "negro de mi ser" para fomentar si fuera preciso y seria de mi capricho idealizar las enseñanzas del susodicho.
    Me alegra poder leer tus ideologias cada vez que paso por aqui.
    Saludos estimado amigo

    ResponderEliminar
  4. Gracias, yo he estado gran parte de mi vida dentro de esa oscuridad, tengo una tendencia innata a inclinarme por ese camino; ahora estoy "aprendiendo a reconocer, aceptar y asimilar y a no negar "lo blanco de mi ser"... antes de que sea ya demasiado tarde en esta existencia.

    Besos.

    "Aquel que prefiriendo la luz,
    prefiere también la oscuridad,
    tiene en sí mismo la imagen del mundo.

    Y por ser imagen del mundo,
    es continuamente, sin fin,
    la morada de creación."

    Lao Tse

    ResponderEliminar