sábado, 23 de enero de 2010

Desentrañado

Marqués de Dos Aguas - ©2010 serpiente1966


El dolor siempre es más amargo y profundo cuando te lo infringe quien amas. Si lacera tu alma en el momento más vulnerable. Si lo hace aquella persona, la única persona, a la que confiaste hasta lo más íntimo. Sus condiciones y desplantes son lo suficientemente duros como para continuar soportándolos con un corazón roto. Y después, cuando ya sólo te sientes desarmado, desentrañado y dolorosamente desgarrado...

...sales a la calle y te tambaleas, te sientes como un monigote, un payaso, una marioneta del vacío. Y todo aquello que te dijo lo haces tuyo y tambien inventas más apelativos autodestructivos, y crees que lo comprendes entre la vidriosa visión de las calles oscuras. Demagogo, radical, absurdo, gurú impresentable, ridículo consejero, raro, alcahuete, hipócrita, iluso, idiota en definitiva. No volveré sobre los mismos pasos, ni a mendigar un abrazo o un beso, ni a dar la posiblidad de una respuesta, soy un ser despreciable que merece lo que tiene, pero hay heridas que sólo hay una forma de cerrarlas si el tiempo no se encarga de terminar desangrándome por ellas.

" En las montañas de Valkeri
entre los pavorreales que se pavonean
encontré una flor
tan grande como mi cabeza
y cuando me estiré
para olerla

perdí el lóbulo de la oreja
parte de la nariz
un ojo
y la mitad de la cajetilla
de cigarrillos

regresé
al siguiente día
con la intención de cortar
aquella maldita cosa
pero la encontré
tan hermosa
que en cambio
maté un
pavorreal. "

El amante de las flores - Charles Bukowski

2 comentarios:

  1. ¡Qué terrible es ese dolor!, desgarra tanto que pareciera que nunca podrás volver a levantarte...
    Divertido poema.

    Muchos besos.

    ResponderEliminar
  2. Henry Chinaski era un genio.

    Gran blog.

    saludos

    ResponderEliminar