martes, 13 de octubre de 2009

La pérdida y la ganancia

En el transcurso de mi existencia pude vivir situaciones emocionalmente intensas de las que, reflexionándo sobre ellas posteriormente, pude obtener enriquecedores resultados.

He visto como las personas quedamos tan vulnerables e indefensas después de un accidente o incluso he presenciado como abandonaban esta vida. No soy médico ni nada similar que me permita observar a menudo dichos momentos, pero me los fui encontrando. Seguramente esas personas tendrían su pequeña vida como la tenemos todos, sus afanes, sus posesiones, sus amores, su familia, sus ocupaciones inconclusas, etc... y queda todo cancelado en cuestión de segundos. Ya todos nos parecemos en ese momento, terminamos como minerales disgregados por la tierra, tanto el propietario de una fortuna como el mendigo.

Yo me pregunto ¿por qué nos afanamos tanto por conseguir una fortuna, si en cualquier momento podemos perderla? ¿por qué pretendemos unirnos a alguien de por vida si podemos dejarla en el momento siguiente? ¿por qué hacemos las cosas en base a lo que podemos palpar si luego nuestras manos yacerán muertas? ¿por qué buscamos tanto la perfección física si luego va a ser carne para gusanos?

Si es por puro egoísmo pensando en un futuro incierto quizás sea demasiado tarde para hacerlo efectivo. Buscando el final supuestamente idilico o satisfactorio de ese camino al que jamás vamos a llegar. Por eso pienso que todo aquello que hagamos deberia aportarnos disfrute en el momento de realizarlo.

En tantas personas que he conocido subyace dentro ese alma que es capaz de tejer maravillosos paraisos que se pueden manifestar artísticamente por muchos medios, y eso jamás desaparece aunque tantas veces despreciamos esa cualidad innata en cada uno. Es lo que más me interesa de cada persona que conozco. No es tan permanente lo fisico, ni tan siquiera lo psiquico pero si ese mundo que cada uno alberga en su interior y tantas veces se manifiesta al exterior, a nuestros sentidos, maravillosamente por medio de cada temperamento y que muchos me han regalado para llevarlo siempre en mi corazón.

Gracias a todos y especialmente a ti, tesoro.

3 comentarios:

  1. Me ha gustado mucho la manera que tienes de expresar lo que es la vida, y que efectivamente muchas de las cosas que hacemos o acabamos logrando no sirven para mucho, pero en ese momento nacen y se hacen.

    Saludosssss.

    ResponderEliminar
  2. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar
  3. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar