viernes, 23 de octubre de 2009

El amor no tiene otro deseo que el de realizarse

Amanecer de Otoño - ©2005 serpiente1966

"Pero, si amáis y debe la necesidad tener deseos, que vuestros deseos sean éstos:

Fundirse y ser como un arroyo que canta su melodía a la noche.

Saber del dolor de la demasiada ternura.

Ser herido por nuestro propio conocimiento del amor. Y sangrar voluntaria y alegremente.

Despertarse al amanecer con un alado corazón y dar gracias por otro día de amor.

Descansar al mediodía y meditar el éxtasis de amar. Volver al hogar con gratitud en el atardecer.

Y dormir con una plegaria por el amado en el corazón y una canción de alabanza en los labios."


K. Gibran

2 comentarios:

  1. Que maravilla, no conocía a éste poeta, me picó la curiosidad y lo he buscado. Gracias.

    Un beso

    ResponderEliminar