lunes, 31 de agosto de 2009

El último viaje

Regreso por última vez por la sombría carretera, mientras serpentean las líneas escritas sobre el asfalto de mi mente. El aire se va haciendo cada vez más frío y tu ya no estás.

Siento cada vez más cercana la estable inestabilidad de mi vida. Una vida no buscada, no deseada, dentro de la que me sentiré de nuevo atrapado. Encerrando mi alma en el pozo de la inexistencia, del anonimato, de la iniquidad. Asi permaneceré hasta... ¿el final? Y volveré a lamentarme de lo que pudo suceder pero nunca ocurrió. Y recordaré el final de Casablanca y me consolaré como un tonto.

Siempre nos quedará París...

3 comentarios:

  1. No sé si debería decir esto pero... Bufff!! Me entran ganas de enfadarte contigo, ser tu mamá y sacarte de la habitación donde te encierras con tus deseos y decirte, vamos, niño, a la calle a jugar, súbete a los árboles, huele las flores, báñate en el río, vive, c...o, vive. Casablanca sólo es una película, abre los ojos. No tienes derecho a ser tan consciente. ¿de qué te sirve?
    Me estoy "cabreando" (perdón)... tengo algo que decirte y no es aquí donde lo haré.

    ResponderEliminar
  2. Olvida el comentario anterior, una cagada...

    ResponderEliminar